Entradas

Ella

Imagen
Ella se acuesta en su cama como cada noche. Como cada noche se ha puesto el pijama, uno de esos desgastados por el uso. Como cada noche ha cogido de la cocina un gran vaso de agua y lo ha dejado en el suelo, junto a la cama, en el lado derecho. Como cada noche ha apagado la luz y se ha girado a su izquierda. Pero esta noche, no puede dormir. Sabe de su existencia desde hace mucho tiempo, desde que era una niña que apenas sabia caminar. Conoce su nombre, su edad, pero no su forma, porque tiene la capacidad de cambiarla a su antojo. Puede también cambiar su color. Un día puede ser parduzco, al otro gris, y al otro del negro más intenso del mundo. Sabe que vive en los sitios más recónditos y que tiene el poder de aparecerse de repente en cualquier sitio: en la cocina, en la ducha, en el trabajo, paseando por la calle… Sabe que está cerca, que la sigue como una sombra porque su cuerpo ya se ha adaptado a él y siempre reacciona del mismo modo: el corazón empieza a latir con una fuerza desc…

¡Cuida tus alas hermana!

Imagen
"¡Cuida tus alas, hermana!", me dijo, mirándome a los ojos, agitando su mano izquierda en señal de despedida mientras yo me ajustaba la mochila a la espalda para empezar a caminar. Sé que una lágrima brilló en sus ojos en el momento en el que dí el primer paso que marcaría el inicio de mi camino hacia quien sabe donde. "Quiero llegar a la Isla de la Eterna Juventud"- le dije. Lejos de reirse de mi ocurrencia, o de pensar que estaba perdiendo la cordura, sonrió y puso una mano en mi hombro. "Bien"- dijo- "es una larga travesía, asi que habrá que desempolvar tus viejas alas, nunca se sabe cuando tendrás que echar mano de ellas. Además, tendrás que ir preparada...abandonar esta pequeña isla no será cosa fácil." Entonces quizás no era consciente de lo dificil que iba a ser caminar...escribí una vez que aunque el océano me atraía con todo lo que tenía por descubrir y para ofrecerme, yo era feliz en mi pequeña charca, limitada, limitadora y aburrida,…